Congelación de Texas: los ricos, más ricos mientras obreros sufren

first_imgHoustonUna tormenta invernal sin precedentes azotó a Texas el 15 de febrero y trajo temperaturas bajo cero. Una semana después, grandes sectores de la población siguen sin electricidad, calefacción y/o agua.El horizonte de Houston brilla, mientras millones sufren sin calefacción ni agua en medio de cortes de energía prevenibles. 15 de febrero.En las principales ciudades, como Houston, Austin y San Antonio, los rascacielos corporativos vacíos permanecieron iluminados, mientras que millones estaban en la oscuridad sin electricidad ni agua.Fue necesaria la protesta pública para hacer que los funcionarios apagaran los edificios que no estaban en uso y desviaran energía a hospitales y bomberos.Las personas en Texas no solo están luchando por recuperarse de esta congelación, sino también de huracanes e inundaciones anteriores causadas por el calentamiento global que produce precipitaciones extremas a todas las temperaturas. Esto se ve agravado por la crisis de COVID en uno de los mayores sistemas interconectados de prisiones, cárceles y centros de detención; Texas ocupa el segundo lugar después de California.Muchas personas se han congelado hasta morir, y es probable que las muertes no se cuenten exactamente ya que se encontrarán más cuerpos después del deshielo. El Texas Tribune informó el 18 de febrero que casi la mitad del estado estaba experimentando interrupciones en el agua. Y a esto se le agrega avisos de hervir el agua, cuando muchas familias no pudieron acceder a la calefacción, y comprenderás lo difícil que ha sido sobrevivir.Después de meses de alto desempleo, desalojos récord y 500.000 muertes por virus, tenemos un sector energético desregulado que obtiene beneficios récord de nuestra miseria. El multimillonario propietario de los Dallas Cowboys y destacado benefactor de la policía, Jerry Jones vio a su compañía de gas natural, Comstock Resources, Inc., obtener ganancias récord. El director financiero de Comstock, Roland Burns, dijo: “Esta semana es como ganar el premio gordo con algunos de estos precios increíbles. Francamente, pudimos vender a precios súper premium por una cantidad importante de producción”. (Dallas Morning News, 17 de febrero)  Mientras tanto, algunos tejanos están reportando facturas de electricidad mensuales de hasta $17.000. (NY Post, 19 de febrero) Mientras la gente sufría, el senador de Texas Ted Cruz huyó a Cancún, México, para brindarle a su familia mejores condiciones de vida. Esto, dadas sus fuertes posiciones anti-inmigrantes y acciones legislativas, es irónico por decir lo menos. También es irónico que la demócrata Nancy Pelosi dijera en septiembre sobre el partido de Cruz: “El país necesita un Partido Republicano fuerte. Ha hecho mucho por nuestro país”. (MSNBC, 30 de septiembre de 2020)Por qué falló la red eléctrica de TexasEn un estado que durante mucho tiempo ha sido rehén del petróleo y el gas, las redes eléctricas fallaron debido a la falta de regulación. Las inclinaciones secesionistas de Texas tienen al menos una salida moderna: la red eléctrica. Hay tres redes en los 48 estados inferiores: la Interconexión Oriental, la Interconexión Occidental y Texas. La red de Texas se llama ERCOT y es administrada por una agencia del mismo nombre: el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas.Según informó el Texas Tribune, el 8 de febrero de 2011: “En 1935, el presidente Franklin D. Roosevelt firmó la Ley Federal de Energía, que encargaba a la Comisión Federal de Energía la supervisión de las ventas de electricidad entre estados. Al no cruzar las fronteras estatales, los servicios públicos de Texas evitaron estar sujetos a las reglas federales. La libertad de la regulación federal era un objetivo preciado, más aún porque Texas no tuvo regulación hasta la década de 1970”.El gobernador de Texas, Gregg Abbott, difundió afirmaciones falsas en Fox News de que las fuentes de energía renovable como el viento eran las culpables; más tarde tuvo que cambiar esas afirmaciones falsas. (Yahoo News, 17 de febrero)  Las mentiras de Abbott aún viven en la mente de millones, a pesar de la evidencia de que fueron las fuentes de energía no renovables y la desregulación las culpables del apagón.El director general de ERCOT, Dan Woodfin, citó “instrumentos congelados en instalaciones de gas natural, carbón e incluso nucleares, así como suministros limitados de gas natural. La presión del gas natural en particular es una de las razones por las que la energía está regresando más lento de lo esperado “. (Bloomberg, 15 de febrero) Chris Tomlinson informó para el Houston Chronicle el 18 de febrero: “Los generadores de electricidad de Texas no querían perder el tiempo para construir equipos resistentes porque recortan sus ganancias”. Las crisis agravantes del capital en Texas ilustran que organizar las economías en torno a las ganancias para unos pocos, en lugar de lo que es necesario para sustentar la vida humana, se produce a costa violenta de los pueblos oprimidos.Clima, sanciones y colonización Los estantes de comestibles vacíos durante la congelación se compararon con la situación en Venezuela. No se menciona que hasta 40.000 venezolanos han muerto porque es uno de los 39 países sancionados por Estados Unidos, lo que hace que sea casi imposible para muchos acceder a alimentos y medicinas. (SanctionsKill.org) Las mismas entidades que matan de hambre a personas en el extranjero están dispuestas a dejarnos morir de hambre en casa.Los factores combinados de opresión nacional y crisis climática produjeron los catastróficos desastres de los huracanes María en Puerto Rico y Katrina en Luisiana.El académico Daniel Immerwahr explica: “[A fines de 2017] el huracán María azotó a Puerto Rico, destruyendo la red eléctrica, el sistema de agua y las comunicaciones de la isla. También expuso el lamentable estado de cosas en la colonia restante más grande de los Estados Unidos. Aunque la estrategia de Luis Muñoz Marín de utilizar las lagunas fiscales para atraer a las corporaciones continentales a la isla había mejorado drásticamente la economía de Puerto Rico en la década de 1950 y durante décadas después, el Congreso eliminó esas lagunas en la década de 1990, lo que provocó la fuga corporativa, el colapso económico y un éxodo de Puertorriqueños empleable hacia al continente.Cuando María golpeó, más del 60% de los habitantes restantes de la isla tenían Medicare o Medicaid. Debido a que el gobierno federal financia esos programas de manera menos generosa en Puerto Rico que en el continente, el ELA se encontró acumulando una deuda insostenible para pagar sus facturas. “El huracán convirtió la crisis en catástrofe. Los puertorriqueños se vieron obligados a retroceder un siglo porque se las arreglaron sin teléfonos ni electricidad. Los médicos se vieron obligados a realizar cirugías con linternas, los habitantes de la ciudad buscaban desesperadamente agua limpia. “El huracán María golpeó casi al mismo tiempo que otras dos tormentas azotaron el continente, el huracán Harvey en Texas y el huracán Irma (que azotó por primera vez las Islas Vírgenes de EE. UU.) en la Florida. La diferencia en la respuesta fue palpable. Aunque los puertorriqueños tenían muchas más probabilidades de morir por los daños causados por la tormenta, vieron menos personal federal, notablemente menos cobertura de los medios y solo una fracción de las donaciones caritativas”. (Immerwahr, “Cómo ocultar un imperio”, Macmillan, 2019)El huracán Katrina mostró que el estado capitalista desprecia a las personas de nacionalidades oprimidas, especialmente a las personas de raza negra y morena. Muchos evacuados de Katrina terminaron en el Astrodome de Houston, enfrentando enfermedades infecciosas por estar muy apiñados. Vimos que el abandono organizado iba de la mano con la violencia organizada de la policía y los supremacistas blancos, mientras que los medios de comunicación lo justificaron al denunciar en exceso el “saqueo”. Las personas encarceladas no fueron evacuadas; se vieron obligados a lidiar con células inundadas y materia fecal flotante sin alivio. Existe una práctica recurrente en todo el sur de EE.UU. de dejar a las personas en prisión durante los desastres. Las prisiones de Texas alrededor del río Brazos se inundan con frecuencia; los de adentro deben lidiar con las condiciones. El capitalismo crea catástrofes antinaturales Las redes de ayuda mutua en Texas estaban en movimiento mucho antes de que esta crisis congelara el estado. Estas redes pueden redistribuir fondos y suministros más rápido que los gobiernos locales y estatales, aunque muchos grupos están operando a su capacidad o por encima de ella. Mantienen a la gente viva, mientras que el estado capitalista ha dejado que la gente muera. Todo lo que le falta al gobierno es la voluntad de actuar rápidamente, porque su función real es la de obtener ganancias.En Cuba, donde la clase trabajadora se apoderó con éxito de los medios de producción en 1959, la respuesta a eventos climáticos como los huracanes está marcada por la preparación y la prevención del sufrimiento.Según Gail Reed, editora ejecutiva de MEDICC Review, una revista sobre salud y medicina en América Latina, el Caribe y otros países en desarrollo, y periodista que ha pasado más de tres décadas en Cuba, el gobierno cubano brinda a las comunidades locales siete días para prepararse para lo peor a medida que se acerca un huracán. Los cubanos practican ejercicios de preparación a menudo, en cada provincia, ciudad, pueblo y aldea. “Estos simulacros constantes se combinan con una respuesta integrada de los departamentos de bomberos locales, salud, transporte y otros servicios públicos vitales. Sobre todo, Cuba pone un gran énfasis en educar a la población para mantener seguras a las comunidades y familias, especialmente a las más vulnerables”. (Telesur, 28 de agosto de 2017) Cuba, a pesar de estar bajo el bloqueo económico de Estados Unidos durante décadas, se ofreció a enviar a 1.500 profesionales médicos para ayudar a la gente de Nueva Orleans tras el paso del huracán Katrina. El ex presidente George W. Bush rápidamente rechazó la oferta, dejando que la gente sufriera.Continuaremos viendo el abandono organizado de trabajadores y pueblos oprimidos en futuras crisis. Dado que el año pasado produjo la mayor cantidad de tormentas tropicales registradas en una sola temporada, en la Costa del Golfo sabemos que no se trata de si, sino de cuándo ocurre el próximo desastre climático catastrófico.Tanto el partido demócrata como el republicano en Estados Unidos son servidores del capital. Una y otra vez han demostrado que nos dejarán a nosotros y al Sur Global por muertos, para que los capitalistas puedan perseguir otro dólar. Por eso estamos llamados a enfrentar su violencia organizada de arriba hacia abajo con una organización de abajo hacia arriba que prioriza a las personas sobre las ganancias.FacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thisFacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thislast_img read more

$1,944 for a Covid Test? How Readers Helped Us Spot an Unusual Trend

first_imgThe documents are part of a project I began in August, asking readers to send in charges they’ve faced for coronavirus testing and treatment. The bills can reveal important information that hospitals and doctors often keep secret, like the true cost of a hospital stay or how much fees vary from one patient to the next. A few trickle in each day, and I look over each one.If you read enough — I’m at 400 and counting right now — they can also show patterns in how providers bill patients. That’s how I came to my latest story, which looks at a doctor in Greenwich, Conn., named Steven Murphy. Patients contend that he used public testing sites to run unnecessary and expensive tests. Dr. Murphy defended his billing practices and said he was providing a vital service to the community. The story caught my eye only because of the high number of patients sending bills from his testing sites in New York City’s northern suburbs. Without that wave of reader submissions, I never would have known something was awry.- Advertisement – This is information that powerful health care lobbies typically try to keep secret. The American Hospital Association recently sued the Trump administration over new rules that would make health care prices public (they lost that challenge but have said they plan to appeal to a higher court). This makes it frustratingly difficult for reporters and patients to answer seemingly basic questions, like how much a coronavirus test costs in the United States. Times Insider explains who we are and what we do, and delivers behind-the-scenes insights into how our journalism comes together.For the last few months, I’ve started my mornings with the same routine: reviewing New York Times readers’ medical bills over coffee.- Advertisement – The first bill with this provider was sent to me on Aug. 3, the same day I started the collection project. A woman from outside New York City said she was “shocked” to see a drive-through coronavirus testing site bill her insurance $1,944. “How can this provider bill $480 for a 3 minute phone call giving test results?” she asked in her submission.The next day, another submission from a patient of Dr. Murphy’s came in. “I can pay my bill but I’m astounded at the cost the provider is charging for the test,” the patient wrote. Four days later, there was another patient reporting the “exorbitant rates” she faced, also from Dr. Murphy.When the first bill came in, I thought it was interesting but didn’t quite see a full story. The patient’s high charges could be an anomaly. By the end of the summer, I had six separate bills and an inkling something was amiss. I had slowly amassed a data set that showed that a doctor who was staffing public testing sites was repeatedly billing insurers more than $1,000 for coronavirus tests.- Advertisement – – Advertisement – The patients who went to one of these drive-through tests had no chance of knowing what charges they would face beforehand. Their bills, however, can help shine some light on the issue. They lay secret prices out in plain sight.They also contain five-digit billing codes, which I’ve had to become more adept at reading the longer I’ve covered the health system. Those codes show exactly what service the doctor provided. In this case, those codes tipped me off that Dr. Murphy wasn’t just billing for coronavirus tests, as his patients thought. He was billing for 20 other respiratory pathogens, too.The bills are important, but they are never the entire story. After I had amassed enough bills to start seeing a pattern, I began interviewing patients about their experiences. I spoke with Dr. Murphy about his billing practices. He said the use of the larger test was appropriate because it could catch a wider range of diseases, particularly for those who were symptomatic.I talked to medical billing experts to get their insights, and to the elected officials who had set up the testing sites. I filed public records requests, and when they came back, combed through thousands of pages of emails between Dr. Murphy and town government workers.In most cases, the patient bills I receive don’t turn into stories. Some don’t reveal new information. Of those that do, we often don’t have enough submissions to show a pattern or the ability to look into each one.In this case though, we got lucky: A critical mass of readers decided to take a few minutes to send us a medical bill they found odd. That decision allowed me to do my job better, and tell a story that otherwise may have gone untold.last_img read more

BMV Mailing Tax Refunds To Hoosiers

first_imgINDIANAPOLIS, Ind. – Keep an eye out for any mail arriving from the Indiana Bureau of Motor Vehicles.On Tuesday, the BMV announced it has begun sending out notifications to customers who are entitled to excise tax refunds dating back to 2004.Those eligible for a refund should receive a claim form in the mail within the next 30 days.The agency says 180,000 Hoosiers who registered vehicles with the BMV since 2004 are entitled to refunds. Current estimates indicate the BMV will issue about $29 million in refunds, plus interest.BMV officials say some vehicles were misclassified and as a result those customers overpaid when registering their vehicles. The error was announced last month.last_img read more